Navidad en la Casa Museo Amatller

El Pesebre y la Mesa de Navidad
Desde el 1 de diciembre hasta el 6 de enero, de lunes a domingo de 10 h a 18 h.
Esta Navidad, por primera vez hemos montado el Pesebre con cromos antiguos de Chocolates Amatller y hemos recreado la mesa de Navidad en el comedor y la mesita de café en la salita de música. Lo podréis ver mientras visitáis la casa.

Noches de Navidad: Visita Teatralizada con Teresa Amatller y Justa, la gobernanta de la casa
Viernes 27 y sábado 28 diciembre 19 h y viernes 3 y sábado 4 de enero 19 h.
En estos días navideños, te invitamos a conocer la Casa Amatller de la mano de Teresa Amatller y de Justa, su gobernanta de confianza.  Os acompañarán por las diferentes estancias y os explicarán las anécdotas de su día a día. Al finalizar, podréis degustar una copa de vino gentileza de Viñedos Singulares.
Precio: 29 € Precio Navidad 50%: 14,50 €
COMPRAR ENTRADAS

Actividad familiar: Diseña la fachada de la Casa Amatller
Domingo 22, lunes 23, domingo 29, lunes 30 de diciembre y domingo 5 de enero 11 h
¡Invitamos a las familias a rediseñar la fachada de la Casa Amatller! Con materiales naturales y cotidianos, cada participante reinterpretará un fragmento, decorándolo a su gusto. Se juntarán los diferentes trabajos realizados y veremos la nueva fachada de la Casa Amatller. Al finalizar el taller, los participantes degustarán, todos juntos, un batido de chocolate. Además, el 5 de enero se hará un sorteo entre todos los participantes y podréis ganar entradas para una visita teatralizada a la Casa Museo con la familia.
Precio: 48 € Precio Navidad 50%: 24 € *4 personas/mínimo 1 adulto
COMPRAR ENTRADAS


La tradición del Calendario de Adviento

Esta Navidad, la fachada de la Casa Amatller se ha convertido en un Calendario de Adviento.
Siguiendo la tradición de Navidad, cada día, desde el 1 hasta el 24 de diciembre abriremos sus ventanas.
Adviento significa "llegada", y con el Calendario de Adviento queremos compartir con todos vosotros los días que quedan para la llegada de Navidad.
Ya has venido a ver el Calendario de Adviento de la fachada de la Casa Amatller?
Detrás de las ventanas se esconden muchas sorpresas.
Os esperamos!


Casa Museo Amatller participamos a La Marató de TV3

Domingo 15 de diciembre
La Casa Museo Amatller colabora con La Marató de TV3, que este año se centra en las enfermedades minoritarias.
Para una jornada solidaria, venid a visitar la Casa Museo Amatller con la familia y amigos. Se incluye visita y batido de chocolate gentileza de Faborit.
Durante toda la jornada los Urbansketchers Barcelona dibujarán la casa y tendremos música música en directo con los jóvenes intérpretes de la Escuela Gymusic.

La visita en la Casa Museo Amatller permite hacer un viaje al pasado en la Barcelona del 1900. Con la visita guiada obtendréis la información completa y detallada sobre el contexto histórico de la ciudad, de la familia Amatller y del arquitecto Josep Puig i Cadafalch, además de conocer y descubrir todos los elementos de la arquitectura modernista catalana y de la decoración y los muebles originales de la casa.

Visitas Guiadas:
Horario: 10 h (catalán), 11 h (castellano), 12 h (catalán), 13 h (castellano), 16 h (catalán), 17 h (castellano) y 18 h (catalán)
Aportación solidaria: 12 € (incluye visita guiada y batido de chocolate). Plazas limitadas
Comprar entradas

Visitas Vídeoguiadas:
Horario: 10 h, 10.30 h, 11.30 h, 12.30 h, 13 h, 13.30 h, 14 h, 14.30 h, 15 h, 15.30 h, 16 h, 16.30 h, 17.30 h y 18 h (multilungüe: catalán, castellano, anglès y francés)
Aportación solidaria: 9,5 € (incluye visita guiada y batido de chocolate). Plazas limitadas.
Comprar entrades


El Calendario de Adviento de la Casa Museu Amatller

El 1 de diciembre empezaremos a abrir las ventanas del Calendario de Adviento de la Casa Museo Amatller.
Este año hemos elaborado un calendario muy singular con un dibujo del ilustrador francés Lapin, artista y dibujante urbano con sede en Barcelona y que trabaja para revistas, moda, publicidad y editorial. En su interior, cada día podrás encontrar una chocolatina.
!Acércate a la Casa Museo Amatller a comprar tu calendario de adviento para esta Navidad!

Tienda Casa Museo Amatller - Faborit
Paseo de Gràcia, 41 - Barcelona
De lunes a domingo de 9 h a 20 h.


Itinerario: Las Casas Eternas. De la Casa Amatller al Cementerio de Montjuïc

Itinerario: Las Casas Eternas. De la Casa Amatller al Cementirio de Montjuïc
Sábado 16 y 23 de noviembre a las 10.30 h

Próximamente se celebra Todos los Santos y os proponemos un itinerario que nos permitirá hacer un viaje al pasado, a la Barcelona de principios de 1900. Visitaremos la Casa Amatller, obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch y nos desplazaremos en minibús al Cementerio de Montjuic para visitar y entrar en el panteón familiar de los Amatller. También realizaremos un recorrido por los panteones de las principales familias burguesas que vivieron en Paseo de Gracia: los Batlló, los Lleó i Morera, los Malagrida, Àngel Guimerà, Apel·les Mestres...Al finalizar el minibús nos trasladará de nuevo a la Casa Amatller.

Fechas: Sábado 16 y Sábado 23 de noviembre 10.30 h
Punto de encuentro: Casa Amatller, paseo de Gracia, 41 – Barcelona
Duración: 3 h aproximadamente
Precio: 29 € Precio Todos los Santos: 19 €
Incluye: Visita Teatralizada con Teresa Amatller en la Casa Amatller, traslado en minibús al Cementerio de Montjuïc y recorrido por los principales panteones del Cementerio. Traslado de vuelta a la Casa Amatller. También incluye una cajita de hojas de Chocolates Amatller.
COMPRAR ENTRADAS


10 obras del arquitecto modernista Puig i Cadafalch en su aniversario

El arquitecto Josep Pugi i Cadafalch nació un 17 de octubre de 1867 en Mataró. En la Casa Museu Amatller, en la que intervino con un innovador proyecto, lo reconocemos como una de las grandes figuras de la arquitectura del Modernismo catalán.

A lo largo de su vida encontramos otras dos facetas que ensalzan el nombre de Puig i Cadafalch: la investigación de la Historia del Arte (fue quien definió la importancia de la arquitectura románica catalana, “descubriendo” los monumentos del primer románico en el Vall del Boí y la Vall d’Aran); y la representación política (se convirtió en el sucesor de Prat de la Riba como presidente de la Mancomunitat de Catalunya, aunque la Dictadura de Primo de Rivera le retiró de su cargo).

Para conmemorar el aniversario de Josep Puig i Cadafalch nos gustaría hacer un recorrido por una selección de diez obras de su amplia producción arquitectónica. También vamos a relacionar cada una de estas construcciones con la que fue una de sus primeras obras maestras, la Casa Museu Amatller. ¿Nos acompañas?

La arquitectura de Puig i Cadafalch en 10 obras:

  • Casa Sisternes, 1891 Mataró. Está reconocida como la primera obra de Puig i Cadafalch. En ella el arquitecto ya recurre a la decoración de azulejos y forja.
  • Casa Martí, 1896. Els Quatre Gats. Aquí se aprecian unos evidentes aires neomedievales, principalmente góticos. Y también aparece una gran tribuna lateral.
  • Casa Coll i Regàs, 1897. En ella Puig i Cadafalch lleva el decorativismo al límite e incluye un frontón escalonado en la ornamentación. ¿A que te suena este recurso decorativo?
  • Palau Macaya, 1898-1901. Aunque la decoración se suaviza, se mantiene su monumentalidad palaciega, con un gran patio interior y escalera con infinidad de detalles.
  • Casa Muntades, 1901. Una casa unifamiliar que reinterpreta la concepción barroca de la arquitectura popular catalana.
  • Casa Serra, 1903. Hoy es la Diputació de Barcelona. Aunque está muy transformada en actuaciones posteriores, destaca la decoración escultórica de Eusebi Arnau, el escultor que trabaja habitualmente con Puig i Cadafalch.
  • Palau del Baró de Quadras, 1904-1906. El estilo neogótico conecta la nobleza contemporánea con el mundo medieval.
  • Casa de les Punxes, 1905. Otra vez Puig i Cadafalch nos lleva a un mundo medieval, casi de fantasía, con sus grandes torres puntiagudas.
  • Fábrica Casaramona, 1909-12. Se trata de una construcción industrial, donde el lenguaje modernista se pone al servicio del uso fabril. El ladrillo visto se encarga de dotar de belleza a esta obra.
  • Quatre Columnes, 1919. Las actuales son una reconstrucción. Son un símbolo del catalanismo, un homenaje a las cuatro barras de la Senyera.

La Casa Amatller dentro de la producción arquitectónica de Puig i Cadafalch

Los elementos que se desarrollaron a lo largo de toda la producción de Puig i Cadafalch y que hemos visto en diez obras, también aparecen en la Casa Museu Amatller. Vamos a comprobarlo.

El industrial chocolatero Antoni Amatller promovió su construcción para que se convirtiera en el hogar familiar. Tanto el señor Amatller como Puig i Cadafalch tenían unas profundas convicciones catalanistas, por eso aparecen símbolos tan identificables como el San Jordi con el dragón de la entrada, que también aparecen en otras obras, como la Casa de les Punxes.

La Casa Museu Amatller es una de las primeras casas de Puig i Cadafalch con apariencia de palacio medieval, con patio interior con una escalera que sube al piso principal. Lo comparte con el Palau Baró de Quadras o el Palau Macaya.

Otros aspectos que también se repiten en Casa Amatller y a lo largo de la obra de Puig i Cadafalch son los aires goticistas de la decoración, la existencia de tribunas con enorme decoración y la utilización de materiales como forja y cerámica para la decoración. Los artistas también se repiten, con el escultor Eusebi Arnau trabajando en muchas obras de Puig i Cadafalch.

Después de repasar algunos elementos arquitectónicos, decorativos, espaciales de Puig i Cadafalch que se encuentran también en la Casa Museu Amatller, tenemos que recordarte que la casa de la familia Amatller es increíble: se trata de la única casa modernista que conserva su decoración y arquitectura modernista original. ¡Siempre sorprende en cada visita con su viaje a 1900!

¿Vienes tú también a quedarte maravillado? ¡Escoge tu entrada para conocer la Casa Museu Amatller!


Los animales de la Casa Museu Amatller

La Casa Museu Amatller, la fascinante vivienda promovida por el chocolatero Antoni Amatller, muestra algunas de las características de la arquitectura del Modernismo catalán. En sus espacios vemos la inspiración medieval, el uso de materiales como estucos o azulejos y un gran despliegue ornamental, que en la mayoría de los casos toma como referencia al mundo natural.

Además, Casa Museu Amatller, más que una vivienda convencional, aparece como una obra de arte total. En su construcción, el arquitecto Josep Puig i Cadafalch tenía a su servicio a artistas y artesanos para que completasen la decoración de la casa de Antoni Amatller.

Uno de los artistas que trabajó con Puig i Cadafalch fue el escultor Eusebi Arnau, el más destacado del Modernismo catalán. Él se encargó de esculpir todo un complejo programa escultórico, con múltiples figuras llenas de significado. En otro artículo y habíamos comentado cómo la fachada de Casa Museu Amatller presentaba un cuidadoso simbolismo dirigido a presentar a los viandantes quién era Antoni Amatller y su familia. Por tanto, los relieves y estatuas tenían mucho que decir.

Hoy queremos explicaros cómo la Casa Museu Amatller tiene en su interior, en su fachada y en el vestíbulo un gran número de figuras de animales. ¿Te vienes a verlos todos?

Los animales en la decoración de la fachada de Casa Amatller

Comencemos a pie de calle, mirando a la espectacular fachada de Casa Amatller con su increíble frontón triangular escalonado. Dirijamos la vista hacia el balcón del piso principal. Aquí encontramos unos capiteles con animales realizando acciones humanas. Las actividades de estas figuras responden a los símbolos que hay en los escudos que se encuentran en los dinteles de las ventanas del balcón.

En la ventana de la izquierda, los capiteles presentan a unos conejos trabajando el hierro y unos monos utilizando el yunque, símbolo de la industria; en la ventana central podemos ver a unos perros con una cámara de fotos de la época y unos asnos con libros, gafas de lectura y lechuguilla cervantina, que representan las artes y la fotografía; por último, en la ventana de la derecha unos lechones manipulan la cerámica y unas ranas están con el soplado de vidrio, simbolizando la actividad de Antoni Amatller como coleccionista de vidrio  de la Antigüedad.

En torno a la puerta de ingreso al edificio hay dos leones que sostienen el escudo que muestra un “1900”, el año que se finalizó la Casa Amatller; y un capitel donde un zíngaro controla un oso con una cuerda.

Detalle de la fachada Casa Amatller © Gabriele Merolli

Los animales en el vestíbulo de Casa Amatller

Si avanzamos hacia el interior, en el vestíbulo tenemos una serie de figuras con cuerpo de persona y cabeza de animal (pájaros, ardillas, mono, rana…). Se encargan de elaborar el chocolate, origen de la fortuna de la familia Amatller, en sus procesos: desde la recogida del cacao hasta la colocación del chocolate en la tableta.

Existen más animales en el espacio que ilumina la increíble vidriera de colores. Un papagayo al pie de la escalera sostiene con su pico el escudo de los Amatller. Y si subimos por los peldaños alcanzamos la puerta de entrada al piso principal, con dos pequeños animales en los laterales, que hacen sonar sus instrumentos para darnos la bienvenida.

Detalle del vestíbulo de Casa Amatller © Gabriele Merolli

Los animales dentro de la Casa Museu Amatller

Dentro del piso de la familia Amatller podemos descubrir más animales, todos con un significado que ha de leerse en función de los valores asociados a la dinastía de chocolateros o a la persona que habita cada estancia. Por ejemplo, en una de las puertas del comedor aparece una araña que se va a comer una mosca que ha caído en la telaraña. Es un símbolo de la recogida de los beneficios, de la recompensa por haber invertido tiempo en trabajos que dan su fruto a largo plazo.

Adentrándonos en la parte privada de la casa veremos unos animales en la puerta de entrada del dormitorio de Teresa Amatller: acompañando a una mujer que cose aparecen un gato jugando con un ovillo y un perro. Son símbolos de fidelidad, una virtud que se esperaba para una mujer de la época.

Mientras, al otro lado de la casa, el acceso al dormitorio de Antoni Amatller está flanqueado por dos grupos escultóricos: una garza con una bolsa con dinero, representando el control de la economía que ejerce el patrón del hogar; y un par de búhos, símbolo de la vigilancia constante requerida para obtener beneficios en su empresa.

Una araña con una mosca en el comedor de Casa Amatller © Gabriele Merolli

Monos, arañas, osos, leones, gatos, perros, pájaros…un enorme mundo zoológico se despliega por toda la Casa Amatller y está perfectamente representado en las esculturas del artista modernista Eusebi Arnau. En otra ocasión tendremos que pararnos en todos los animales fantásticos que nos encontramos en la visita, como son los dragones. ¿A que también te han llamado la atención?

En tanto, nos encantaría que realizaras tu visita a la Casa Museu Amatller y te maravilles con todos los animales que viven en la casa modernista. ¡Escoge aquí tu entrada y tu modo de visita!


La ruptura de Casa Amatller con el Plan Cerdà, creador del Eixample barcelonés

La Casa Amatller debe valorarse como algo más que la preciosa obra de la arquitectura modernista catalana que es. La obra de Josep Puig i Cadafalch, uno de los grandes referentes del Modernismo en Cataluña junto con los más famosos Antoni Gaudí y Lluís Doménech i Montaner, constituye un auténtico hito en el urbanismo de Barcelona.

Hagamos un poco de historia y situémonos en el plano, literalmente. En la década de 1860 comienza a ejecutarse el Plan Cerdà, un proyecto diseñado por el ingeniero Ildefons Cerdà para hacer un ordenamiento de las nuevas calles que se iban a abrir en el Eixample de Barcelona. Lo más reconocible del plan fue el trazado ortogonal de las vías y una estructura unitaria de manzanas con chaflanes que sirvieran para acomodar el creciente tráfico de la ciudad. Sin embargo, hay algunos detalles del Eixample que no son tan conocidos. Por ejemplo, en el plan de Cerdà se especificaba que las fachadas de esta nueva área de Barcelona debían de tener un límite de altura y una decoración discreta, en la línea estilística neoclásica dominante en los años centrales de S. XIX. Todos los edificios de la ciudad seguían más o menos estas directrices, con las únicas excepciones de las construcciones públicas, como iglesias, hospitales o escuelas. Las casas privadas mantuvieron a rajatabla los criterios de Cerdà hasta que aparece la Casa Amatller en 1898.

Reconstrucción de la Manzana de la Discordia © Institut Amatller d'Art Hispànic

Antoni Amatller había triunfado profesionalmente con su actividad de empresario chocolatero. Se había comprado una casa en el Passeig de Gràcia y le pide a Puig i Cadafalch, por entonces un joven arquitecto que se iniciaba en la arquitectura del Modernismo catalán, que reforme este sobrio edificio. La feliz conexión entre el promotor y el arquitecto crea un edificio rompedor en el que era justo el centro neurálgico de Barcelona. Por un lado, consiguen elevar la fachada de la casa con un truco constructivo, la inclusión de un frontón triangular que sube unos metros la fachada. Por otro lado, se desarrolla todo un programa decorativo donde se combinan azulejos de colores, esculturas en piedra, columnas llenas de detalles y piezas de hierro forjado que no dejó indiferente a ningún barcelonés del año 1900.

La Casa Amatller fue entonces el primer edificio privado del Eixample que da la espalda al Plan Cerdà. A partir de su construcción otras personalidades de la arquitectura del Modernismo catalán, como Gaudí o Domènech i Montaner, comienzan a edificar otras casas para los burgueses locales, siguiendo las nuevas modas estilísticas. Es lo que sucede en la Manzana de la discordia, pero eso es otra historia.

Así que, cada vez que admires la fachada modernista de Casa Amatller, recuerda que debajo de toda su belleza hay una historia de cambio constructivo en Barcelona. ¿Ya has conocido todos sus secretos?


Actividades Familiares en la Casa Museu Amatller

Actividades Familiares: Visita de la Casa y taller de "trencadís"
Domingos 6, 13, 20 y 27 de octubre a las 11 h
¿Sabíais que en la Casa Museo Amatller hay muchas flores de almendro?
Todos los domingos podréis visitar la Casa Amatller con la familia y amigos. Empezaremos la actividad visitando la casa y veremos las habitaciones donde vivió el industrial del chocolate Antonio Amatller con su hija Teresa en el año 1900. A continuación todos juntos, adultos y niños, realizaremos un taller de trencadís de la flor del almendro. Al finalizar, degustaremos un batido de chocolate caliente.
Familia: (máximo 4 personas. Imprescindible un adulto)
Edades niños y niñas: 3-12 años
Prcio: 48 € Precio octubre 50 %: 24 €
COMPRAR ENTRADAS


El viaje a Egipto en las fotografías de Antoni Amatller

El industrial Antoni Amatller, un fotógrafo viajero

La vida de Antoni Amatller, el industrial chocolatero que encargó la Casa Amatller al arquitecto Josep Puig i Cadafalch, era realmente sorprendente. Para quien no la conozca, pensará que se trataba de un aburrido burgués que pudo construir su hermosa casa gracias al dinero obtenido con la empresa familiar, los exitosos Chocolates Amatller.

Sin embargo, Antoni Amatller era un hombre con muchas aficiones, algunas de las cuales lo convertían en un adelantado a su tiempo. Que fuera coleccionista de arte y vidrio arqueológico entraba dentro de lo esperable para una persona de su estatus. Pero que le gustase la fotografía, con un hábil manejo de la cámara gracias a la que recibió varios premios, ya era algo excepcional. Además, era un destacado viajero, también a destinos bastante exóticos para su época.

Como heredero de una empresa de renombre, su padre y su tío habían promovido los viajes comerciales de Antoni Amatller desde muy joven. Cada año surgían novedades relativas a la producción industrial y a las estrategias de venta de los productos, así que había que conocerlas de primera mano para adelantarse a la competencia en España. Así que ya tenía experiencia viajera, pero más desde el punto de vista del negocio y a la vieja Europa.

Antoni Amatller se adentró a territorios más desconocidos, alejados de la civilización occidental. Con su hija Teresa Amatller llegó a Egipto, Marruecos o Estambul, entre 1900 y 1910. A principio de siglo XX, mucho antes de la llegada de la globalización, eran países exóticos y, hasta cierto punto, todavía no vinculados a las grandes rutas turísticas.

Un viaje a Egipto a través de los ojos de Antoni Amatller

Otra de las agradables sorpresas es la de que Antoni Amatller se convirtió en un turista contemporáneo. Porque iba acompañado de su cámara de fotos, que no era una cómoda herramienta actual sino una cámara de gran aparataje. Sus instantáneas revelan su viaje, con la visita a los monumentos más emblemáticos del lugar.

Ahora, la Fundació Amatller d'Art Hispànic y B The Travel Brand Xperience organizan conjuntamente una exposición con una selección de las mejores fotografías de este viaje, "Egipto 1909: el viaje de los Amatller en la tierra de los faraones". La muestra está abierta en la sala de exposiciones de B The Travel Brand Xperience en Barcelona, en la Avenida Diagonal 512. En ellas se puede observar el espléndido pasado del Egipto faraónico, las imágenes en los diferentes medios de transporte hasta el destino o las características de la vida en Egipto a inicios de siglo XX. En la sala también se exponen los recuerdos de este viaje en una vitrina, como un libro-guía o unas estatuillas del Antiguo Egipto.

Actividades en torno a la exposición de Egipto 1909

Para complementar la exposición, se han creado las “Passejades Amatller”, en las que se combina la visita a la Casa Museu Amatller y a la muestra fotográfica. Puedes adquirir las entradas en este enlace.

Además, también hemos preparado una serie de conferencias de expertos en las que se hablará de egiptología, los viajes y aventureros que se acercaron a la civilización del Nilo, o la faceta fotográfica de Antoni Amatller.

Esperamos que tú también disfrutes de este paseo por Egipto de la mano de las instantáneas de Antoni Amatller.