La Mercè en la Casa Museu Amatller

DISFRUTA DEL 50 % DTE: Visitas teatralizadas, actividades familiares, visitas guiadas

 


Noches Modernistas: Visita teatralizada y copa de vino
Viernes 20 y Sábado 21 Septiembre a las 20 h
Teresa Amatller y la doncella Justa nos enseñarán la Casa Amatller a través de una visita teatralizada. Visitaremos las diversas estancias de la casa y al finalizar degustaremos una copa de vino. Cortesía de Viñedos Singulares.
COMPRAR ENTRADAS

Actividades Familiares: Visita de la Casa y el taller de "trencadís"
Domingo 22 y lunes 23 de septiembre a las 11 h i 17 h
¿Sabíais que en la Casa Museo Amatller hay muchas flores de almendro? Queremos que sean unas Fiestas de La Mercè muy familiares y os animamos a que vengáis con vuestros hijos, nietos, padres y abuelos. Las familias realizaréis un trencadís de la flor del almendro. Participaréis en un sorteo por edades y podréis de la flor del almendro. Participaréis en un sorteo por edades y podréis ganar visitas teatralizadas para la Casa Museo Amatller. Al finalizar se servirá una degustación de chocolate Amatller.
COMPRAR ENTRADAS

Visita Guiada: Visita de la Casa y degustación de Chocolate Amatller
Lunes 24 de septiembre a las 10 h, 12 h, 13 h, 16 h, 17 h y 18 h

Visita Guiada a la Casa Museu Amatller, obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch, que realizó por encargo del industrial chocolatero Antoni Amatller. La casa conserva el mobiliario de 1900 y sus colecciones de arte. Al finalizar la visita se servirá una degustación de chocolate Amatller.
COMPRAR ENTRADAS


¿Qué visitar en Barcelona en agosto?

El ocio cultural de Barcelona no se va de vacaciones. En agosto, a pesar de que muchos de sus habitantes se escapen a otros enclaves costeros o a lugares del mundo más lejanos, todavía hay mucho que hacer, que conocer y que vivir en Barcelona. 

Desde Casa Museu Amatller os queremos recordar qué visitar en agosto en Barcelona. Para empezar, la casa modernista que el arquitecto Josep Puig i Cadafalch construyó para el industrial chocolatero Antoni Amatller sigue abierta para todos.

En este artículo encontraréis 31 propuestas, la mayoría relacionadas con el amor que profesamos por el arte y el patrimonio en Casa Museu Amatller. ¡Tenéis una actividad diferente para cada día del mes!

  1. Las Noches Modernistas de Casa Museu Amatller. Cada jueves podrás viajar a la vida doméstica burguesa de 1900. En una genial visita teatralizada podrás descubrir una auténtica casa modernista a manos de su propietaria, Teresa Amatller.
  2. El Palau Macaya. Los lunes este palacio diseñado por Puig i Cadafalch se visita de mano de Cases Singulars. ¡Conoce este edificio construido contemporáneamente a la Casa Museu Amatller!
  3. Las Noches con Ritmo de Casa de les Punxes. Todos los viernes la terraza de esta monumental edificación de Puig i Cadafalch se llena de música.
  4. Las obras de Jujol en el Palau Güell. El asombroso palacio creado por Antoni Gaudí en pleno Raval entre 1886 y 1890 se completa con una magnífica exposición. “Jujol, arquitectura del color” presenta objetos originales diseñados por el arquitecto Josep Maria Jujol, lo que nos ayuda a comprender la calidad de la obra modernista de este creador.
  5. Las Noches Mágicas Casa Batlló. Sube cada noche al edificio de Antoni Gaudí para disfrutar de un concierto de música de varios géneros después de visitar la construcción que ha reabierto su fachada tras la restauración.
  6. El Palau de la Música Catalana. La única sala de conciertos modernista del mundo, diseñada por Domènech i Montaner, continúa con su horario de visitas y su programa de eventos.
  7. El Museu Picasso. Si la colección del museo es increíble, las dos exposiciones temporales conectan en cierto modo con la Casa Amatller: una se dedica a la fotografía, una de las aficiones de Antoni Amatller; otra a la familia, una raíz imprescindible para construir el legado de los Amatller.
  8. El chocolate en Casa Museu Amatller. A nadie le amarga un dulce, tampoco cuando la temperatura es alta. Cada visita al modernismo de nuestra casa finaliza con una taza de chocolate.
  9. El Museu Marítim. La cultura también se acerca al mar, con la historia de los grandes barcos, perfectamente replicados dentro de las antiguas atarazanas, y del comercio marítimo por todo el mundo.
  10. El Museu Del Disseny. En este espectacular edificio se concentran colección de diseño de varias épocas. ¿Sabías que puedes encontrar objetos del período modernista o vestidos que pudieron ser de Teresa Amatller?
  11. El CCCB con “Feminismes!”. En la Casa Amatller hubo una mujer independiente como Teresa Amatller, que estuvo al cargo de la empresa familiar y del patrimonio de su casa durante 50 años. En el CCCB las obras de la exposición Feminismes! reivindica el papel de las artistas de los años 70 y de la actualidad.
  12. La Fundació Tàpies. Otro edificio modernista cercano a Casa Museu Amatller. En este caso, Lluís Domènech i Montaner construyó un edificio industrial para la editorial Montaner entre 1880 y 1882, en la que hoy se sitúa la sede de la Fundació Tàpies.
  13. El Espai Bombers. ¿Sabes cómo se apagaban los incendios en Barcelona en la época en la que se construyó la Casa Amatller? En el Espai Bombers encontrarás los primeros coches de bomberos de Barcelona.
  14. El Museu Nacional d’Art de Catalunya. Sobre Montjuïc hay una estupenda colección de arte modernista, con piezas auténticas de la Casa Amatller diseñadas por Puig i Cadafalch y ejecutadas por artistas y artesanos de primera fila.
  15. El Museu Marés. Aquí se presenta otra colección artística reunida por un hombre, en este caso del escultor Frederic Marés. También hay espacios en los que se muestran objetos de la vida en torno a 1900, como juguetes históricos.
  16. El Arxiu Fotogràfic de Barcelona. ¿Quieres conocer en una estupenda exposición cómo eran las calles sobre las que se proyectó la Via Laietana? En la conservación del patrimonio de esta avenida que abrió la Ciutat Vella trabajó Puig i Cadafalch.
  17. El MHUBA. El Museu de Historia de Barcelona tiene diferentes sedes en las que se puede conocer la historia de la ciudad condal, desde los orígenes hasta nuestros días.
  18. El Cosmocaixa. Se trata de un antiguo asilo para ciegos, obra modernista del arquitecto Josep Domènech i Estapà. Aquí hay exposiciones que explican los fundamentos de la ciencia e incluso existe la recreación de un bosque tropical.
  19. El Caixaforum. En la antigua fábrica Casaramona, diseñada por Puig i Cadafalch en lenguaje modernista, se puede asistir a algunas de las mejores exposiciones de Barcelona. Muchas piezas vienen de instituciones tan emblemáticas como el British Museum.
  20. El Liceu.  La música clásica no para en verano. ¿Y qué mejor que escucharla en el centro lírico preferido por la burguesía que representaba a Antoni Amatller?
  21. La Fundació Mapfre. La Casa Garriga Nogués es otra de las joyas modernistas de Barcelona con detalles tan impresionantes como su escalera monumental o su espectacular vidriera. En agosto continúa con su exposición de fotografía dedicada a Richard Learoyd.
  22. El Museu Egipci. Antoni Amatller y su hija Teresa conocieron la civilización egipcia en un extraordinario viaje a la tierra de los faraones. Si quieres conocer los secretos de este pueblo de la Antigüedad, en Barcelona hay un Museo Egipcio.
  23. El Park Güell. Este conocido espacio fue concebido como una urbanización rodeada de zonas verdes. Sin embargo, sólo se construyeron dos casas. El imaginativo conjunto diseñado por Antoni Gaudí representa una unión perfecta entre arquitectura y naturaleza.
  24. El Hospital de Sant Pau. En la época modernista, ¡hasta los hospitales de Barcelona se revestían con este estilo! El Hospital de Sant Pau es el recinto modernista más grande del mundo y fue diseñado por Domènech i Montaner. 
  25. La Casa Vicens. La primera obra de Gaudí se sitúa en el corazón de Gracia. Si vas a las populares fiestas del barrio, ¡acuérdate de visitar esta impresionante casa llena de color!
  26. Sabores modernistas. La Fonda España es uno de los locales hosteleros históricos de Barcelona. Todavía se conservan algunas salas diseñadas por Domènech i Montaner, con la pintura de Ramón Casas. También tienen un menú modernista que recrea los sabores de esta época, diseñado por Martín Berasategui.
  27. Las galerías de arte. Si quieres comenzar una colección como la de Antoni Amatller, o simplemente quieres admirar el arte que exhiben las galerías de Barcelona, en agosto muchos de estos locales continúan abiertos. 
  28. El MAC, Museu Arqueología de Barcelona. Una de las exposiciones temporales de este museo trata sobre la protección del patrimonio de Catalunya durante la Guerra Civil (1936-39). El fundador del Institut Amatller d’Art Hispànic, Josep Gudiol, estuvo implicado en esta labor de defensa del arte y la arquitectura catalana durante el conflicto.
  29. El Museu Autómatas del Tibidabo. La diversión del Parque del Tibidabo se complementa con un museo único. El Museu de los Autómatas guarda muchos de estos objetos que sirvieron para entretener a la gente de fin de siglo XIX y principios de siglo XX.
  30. El Museu del Modernismo. El modernismo tiene su propio museo en Barcelona. Aquí descubrirás una gran selección de obras de los mejores artistas del modernismo catalán, tanto en pintura y escultura como en objetos decorativos.
  31. El Museu de la Xocolata. Ya sabréis que Casa Museu Amatller está ligada a la empresa de Chocolates Amatller. Y que cada visita al monumento acaba con una deliciosa taza de chocolate. Para completar la historia del cacao y sus productos derivados, en Barcelona existe el Museu de la Xocolata.

 

¿Cuál será tu plan en Barcelona durante el mes de agosto?


El vino en el origen del modernismo catalán

Cuando se habla de modernismo catalán, una de las imágenes que vienen a la mente es la de la fachada de la Casa Amatller de Josep Puig i Cadafalch. O la vecina portada de la Casa Batlló, otra obra maestra de Antoni Gaudí. Y también los edificios de Lluís Domènech y Montaner como la del Hospital de Sant Pau.

Es bien conocido que uno de los pilares que sostienen la aparición de estas nuevas construcciones es el de la burguesía catalana. La industrialización produjo una nueva clase burguesa, que se enriqueció con la creación de fábricas novedosas y más competitivas. Pero, a menudo, se olvida de otro sector más tradicional que también hizo ganar mucho dinero a la burguesía catalana: los terratenientes encargados de la producción vinícola. 

Tenemos que remontarnos a mediados de siglo XIX. Los territorios mediterráneos cultivaban la vid con la que producían vino para consumo propio y comerciaban con los excedentes. Francia ya era uno de los grandes centros vinícolas, con vinos de enorme reconocimiento internacional. 

Pero en 1863 llegó al viñedo francés una plaga letal: la filoxera. Este pequeño insecto originario de América destruyó en 1868 la mayoría de los viñedos autóctonos de Francia. No había vino en el país galo, por lo que tuvo que importar los caldos de sus vecinos, entre ellos España. 

Además, esta crisis productiva coincidió en España con el aumento de territorios destinados al cultivo de vid y con un crecimiento en la importación de vinos a Europa. 

En Catalunya, la cercanía con Francia convirtió a los tradicionales centros productores en protagonistas del comercio de botellas. Hubo 15 años de expansión económica, en la que los comerciantes franceses acudían a Catalunya a comprar vino. Pero estos extranjeros también invirtieron en la mejora de las infraestructuras catalanas para facilitar el transporte; o apoyaban económicamente a los terratenientes para aumentar la productividad cada año. 

El período de bonanza económica hizo que muchos propietarios de bodegas destinaran parte de sus ganancias a otros negocios, como las nuevas industrias. Y también llevaron su capital a inversiones inmobiliarias a Barcelona, una ciudad que estaba creciendo de forma increíble sobre el ordenado espacio del Eixample. 

Así pues, el dinero de la producción vinícola constituyó el capital inicial para nuevas industrias y se invirtió en forma de inmuebles. Así los propietarios de tierras se consolidaron como una burguesía naciente que será la encargada de promover a los arquitectos y artistas del modernismo catalán de final de siglo XIX.  

En 1878 la filoxera llegó a Catalunya. Por entonces, muchos bodegueros habían diversificado sus negocios y se habían instalado en zonas más urbanas, por lo que no les afecta tanto esta crisis en su economía. Sí que algunos territorios en los que la dependencia del vino era más directa sufrieron la plaga de la filoxera. En el Alt Penedès, por ejemplo, se libraron de este terrible insecto a finales del siglo XIX, iniciando una nueva etapa de progreso económico que coincidió con el momento álgido del modernismo. Arquitectos como Puig i Cadafalch, conocido por haber realizado la Casa Amatller en Barcelona, construyó las Cavas Codorniú en Sant Sadurní d’Anoia. Otros arquitectos del modernismo catalán también intervinieron en la edificación de otras bodegas.

Por tanto, el vino y el modernismo catalán están mucho más ligados de lo que parece. Así que es una buena idea celebrar las Noches Modernistas de Casa Museu Amatller con una copa de vino en su increíble entorno. Después de una visita teatralizada en la que Teresa Amatller y su doncella proponen un fascinante viaje a una casa modernista de 1900, ¿existe un mejor broche que una deliciosa copa de vino?


La simbología de la fachada de Casa Amatller

La fachada de la Casa Amatller se muestra ante los viandantes del Passeig de Gracia de Barcelona como un hermoso icono de la arquitectura modernista de Catalunya. El arquitecto Josep Puig i Cadafalch presentó un frontal de enorme originalidad en el que se combinan soluciones arquitectónicas que reinterpretan los estilos del románico al gótico. Por no hablar del fascinante frontón que corona la fachada, con su forma triangular y escalonada, inspirado en los edificios del norte de Europa.

Pero pongamos nuestra atención en los detalles de la fachada, en sus singulares elementos decorativos de las esculturas y los esgrafiados. Los artesanos del modernismo se pusieron al servicio de Puig i Cadafalch para materializar un programa simbólico que resalta la familia del propietario y promotor de la obra, el industrial chocolatero Antoni Amatller. Los escultores Eusebi Arnau y Alfons Juyol se encargaron de realizar las piezas decorativas que pueblan la fachada.

Fachada Casa Amatller © Gabriele Merolli

En los laterales de las puertas de acceso hay un zíngaro que lleva un oso domesticado atado con una cuerda, mientras que al otro lado se encuentra una bella dama luchando contra una bestia. Entre las dos puertas de la Casa Amatller hay un caballero que mata a un dragón, salvando a la princesa de larga cabellera que mira la escena desde el piso principal. Este último se trata de una representación de Sant Jordi, patrón de Catalunya. Antoni Amatller lo reivindica, ya que, junto al arquitecto Josep Puig i Cadafalch, estaba muy vinculado a los movimientos de recuperación de la cultura y política catalana de la Reinaxença: Sant Jordi es un símbolo de la reafirmación de Catalunya. 

En los demás detalles escultóricos de las puertas de acceso, sobre los arcos, se pueden observar cuatro personajes que simbolizan las artes: la pintura, con una paleta de colores en su mano; la escultura, que sostiene un busto de una estatua; la arquitectura, que observa un compás; y la música, haciendo sonar un arpa. Estas cuatro figuras expresan la promoción de las artes de Antoni Amatller, tanto a la hora de confiar en los arquitectos, artistas y artesanos contemporáneos para la construcción de su casa, como a la hora de crear una excelente colección de arte.

Para descubrir las actividades que definían a Antoni Amatller tenemos que llevar la vista hacia el balcón del piso principal. Cada una de las tres aberturas presenta en su dintel un escudo con los símbolos de la industria, las artes y el coleccionismo. En los capiteles de cada lado de las puertas figuran esculturas con animales que realizan actividades humanas, concretando el significado de las alegorías. 

En el balcón de la izquierda el escudo encierra un compás, un cuchillo, un martillo y un pie de rey, acompañados de las figuras de unos conejos que funden hierro y unos monos que el forjan en el yunque. Remiten a la industria que había permitido la fortuna de la familia Amatller.

El balcón central cuenta con un escudo con un libro abierto y una cámara antigua, de acordeón, complementados de unos asnos escritores con gafas y lechuguilla cervantina al cuello y unos perros fotógrafos: simbolizan las artes. Y recuerdan la actividad de Antoni Amatller como fotógrafo aficionado, elevándola al rango de arte. ¿Sabías que su estudio estaba detrás del frontón triangular de la fachada? 

Detalle de la fachada Casa Amatller © Gabriele Merolli

En el balcón de la derecha el escudo encuadra objetos de vidrio y cerámica. En las esculturas vemos unas ranas que soplan vidrio y unos lechones que trabajan la cerámica. Es una alusión al coleccionismo emprendido por Antoni Amatller, que se especializó en vidrio de la
Antigüedad, una colección que fue continuada hasta hoy, siendo una de las mejores en su género.

Todavía quedan más alusiones a Antoni Amatller: en la ventana de su dormitorio aparece un hombre con una cámara de fotos de caja, recordando la afición del chocolatero por la fotografía. Al otro lado de la ventana, una escultura de mujer mayor vigila a la princesa que hemos mencionado en el episodio de Sant Jordi. Podría tratarse de una especie de celestina.

Por otro lado, queda la alusión a la familia Amatller. En la tribuna del dormitorio de Teresa Amatller hay una gran A mayúscula, acompañada de más letras A de tamaño inferior. Junto con la presencia de la flor del almendro (en catalán “ametller”), y unos versos en los que se menciona la flor de este árbol, es una referencia al apellido de la familia, una exitosa generación de chocolateros.

Por último, las flores del almendro, con sus características cinco hojas, aparecen diseminadas regularmente por toda la fachada: son el remate escultórico de las líneas de molduras de las ventanas, pero también están presentes en forma de serigrafiados en la colorida pared. 

La Casa Amatller se muestra desde 1900 como una hermosa y fascinante edificación del modernismo catalán. Pero, gracias a la lectura de los símbolos presentes en su fachada, sabemos que celebra el éxito de la familia de Antoni Amatller como industrial chocolatero y como gran promotor de las artes. Se refuerza el trabajo de las familias burguesas catalanas que pusieron en marcha el modernismo gracias a su mecenazgo. 


Noches Modernistas

La Barcelona de 1900 con Teresa Amatller
Visita Teatralizada y degustación de vinos gentileza Viñedos Singulares
Todos los juevos desde el 4 de julio al 19 de septiembre.
19 h (inglés/castellano) 20 h (catalán/castellano)
No te quedes sin entrada!


Semana Internacional de los Museos - DIM2019

Celebramos la Semana Internacional de los Museos en la Casa Museo Amatller!

 

Jueves 16 de mayo 18 h
Conferencias: 200 años del Museo Nacional del Prado
El Museo Nacional del Prado y sus colecciones a cargo de Santiago Alcolea Blanch
El cesto de la compra. 200 años de adquisiciones en el Museo Nacional del Prado a cargo de María de los Santos García Felguera
GRATUIDAD. Plazas limitadas. Ya estan abiertas las inscripciones.

Reservar plaza ahora

 

Sábado 18 de mayo
Visitas guiadas a la Casa Museo Amatller PLAZAS AGOTADAS
12 h catalán y 17 h castellano
GRATUIDAD. Plazas limitadas. Las inscripciones se abren lunes 13 de mayo a las 12 h.

Plazas agotadas


Celebración 4º Aniversario de la Casa Museo Amatller

Celebramos el 4º aniversario de la Casa Museo Amatller!

Visita guiada y degustación de chocolate a la taza al 50 % de descuento

En motivo del 4º aniversario de la Casa Museu Amatller, haremos recorridos guiados cada hora con un 50% de descuento. Escoge hora e idioma y ven a celebrarlo con nosotros! Se incluye un chocolate a la taza Amatller para llevar.

Fecha: Domingo 10 de marzo
Horario: 10 h (catalán), 11 h (castellano), 12 h (catalán), 13 h (castellano), 14 h (catalán), 15 h (castellano), 16 h (catalán), 17 h (castellano) y 18 h (catalán)
Precio: 24 €
Precio 4º Aniversario Casa Museo Amatller:
12 € (visita guiada y batido de chocolate patrocinado por Faborit)

Comprar entrada ahora

 


Concierto Íntimo en la Casa Museo Amatller

En motivo de la celebración del 4º aniversario de la Casa Museu Amatller, organizamos un concierto de guitarra española con Katya Ekaterina Zaytseva en el salón de la Casa. En el concierto, disfrutaremos de la música de Enrique Granados, Isaac Albéniz entre otros compositores de época.

Fecha: Martes 12 de marzo a las 19h
Precio: 20 €
Precio Amigo Casa Museo Amatller: 18 €

Comprar entrada ahora

 


Amigos Casa Museo Amatller

Queréis formar parte del colectivo de Amigos de Casa Museo Amatller?
Si venís a visitar la Casa Museo Amatller os daremos información detallada.